Las mejores prácticas son modelos de aplicación que arrojan información cuantitativa que han dado buenos resultados en otros escenarios y casos. En el caso de derecho fiscal la aplicación de mejores prácticas es vital para el ejercicio responsable, productivo y eficiente de su empresa.

Cuando una persona física o moral realiza actividades económicas tendrá diferentes maneras de asumir sus políticas y obligaciones en materia fiscal. Muchas de ellas representarán para su negocio la diferencia entre la estabilidad y el desequilibrio. Es importante conocer las mejores prácticas que se sugieren y han traído resultados exitosos, además se invita a que pueda crear sus mejores prácticas particulares ya que su negocio puede presentar circunstancias muy específicas. De antemano el primer paso es buscar siempre herramientas y asesoría que pueda fortalecer sus acciones.

Maestro Oswaldo Reyes Corona.